Rodamientos de amortiguador     [Busque en el catálogo en línea]

Rodamientos de amortiguador

El vástago del amortiguador debe tener la posibilidad de girar con respecto al mango. De hecho, durante la marcha, el vástago sufre todas las oscilaciones producidas por la velocidad, la superficie de la carretera, al cambiar de dirección, la aceleración y la deceleración, el viento lateral, etc.

En los últimos años se ha decidido aplicar un rodamiento axial al soporte de l’amortiguador, para que sea capaz de manejar estas tensiones radiales que, sin el rodamiento, irán dañando la carcasa del soporte y/o el platillo con que entrará en contacto.

Cuando el rodamiento se ha desgastado o dañado, por lo que no gire más libremente, la dirección ya no es auto-centrante. En los casos en que se oye ruido viniendo desde el volante o desde el chassis delantero es bien reemplazar tanto los dos amortiguadores como los rodamientos aplicados.

Las causas de fracaso son múltiples: la mala superficie de la carretera, baches / un badén tomado a gran velocidad, la sobrecarga del vehículo, agua / polvo / arena entrada en contacto con las bolas o la grasa de los rodamientos, el colapso del tope de amortiguador (que, en caso, se puede reemplazar sin tener que reemplazar los amortiguadores).

La calidad de los cojinetes es fundamental. Algunos proponen, sin ningún tipo de escrúpulos, productos económicos y de mala calidad que no cumplen los requisitos mínimos: hechos con las bolas y los componentes metálicos en acero no torneado, con plástico de mala calidad y con grasa barata.

Unigom garantiza un estándar de alta calidad en los rodamientos de amortiguador, hechos en gran parte por los mismos fabricantes que suministran los principales fabricantes de automóviles.

La sustitución de los rodamientos se realiza simultáneamente a la de los soportes amortiguador y siempre debe ser realizada para ambos lados.